¿Subir los salarios beneficia la economía?

Un aumento en el consumo solo puede darse si hay un aumento en la producción. Por ejemplo, si nuestro país produce 100 edificios por año, nada va a cambiar con una subida de salarios a los trabajadores de la construcción (o un cambio de trabajadores haitianos por dominicanos). Se seguirán produciendo 100 edificios y por lo tanto una subida de salarios solo provocará aumento en el precio de los edificios. Los ingenieros solo aumentarían su producción de edificios si simultáneamente hay un aumento en la producción de los demás bienes y servicios, porque de lo contrario no tendrían ningún incentivo para aumentar su producción. Se aumenta la producción propia para intercambiarla por otros productos. Si yo aumento mi producción y por lo tanto demando más bienes y servicios, los demás productores deben responder y aumentar también sus producciones. Si no son capaces de ello, un aumento de mi producción sería un desperdicio simplemente.

La riqueza (consumo) depende de nuestra producción. En la medida en que todos y cada uno aumenten sus capacidades de producir (para después intercambiar) bienes y servicios, pues en esa misma medida aumentará la riqueza de todos y cada uno”.

 

Ahora pongamos un ejemplo más simple. Supongamos que toda la economía se reduce a dos personas:

Cada día, Juan produce 3 plátanos y consume 2. Pedro produce 3 huevos y consume 2. Juan decide intercambiar su excedente de plátanos por un huevo de Pedro. Y así Juan cena 2 plátanos con un huevo y Pedro 2 huevos con un plátano. De repente, Juan logra aumentar su producción de plátanos a 4, pero como ya está satisfecho de plátanos, entonces convendría intercambiarlo con Pedro por un huevo. Para ello, Pedro necesitaría aumentar su producción de huevos. Pedro logra aumentar su producción de huevos a 4, pero como ya está satisfecho de huevos, intercambia sus dos huevos por dos plátanos de Juan. Ahora ambos cenan dos plátanos con dos huevos, aumentando tanto su producción como su consumo.

Si no hubiese sido por los conocimientos de ambos para cultivar plátanos o producir huevos, el intercambio jamás se hubiera dado, y si no hubiera sido por las mejoradas destrezas de ambos en conseguir aumentar sus producciones, el aumento de bienestar jamás se hubiera dado.

Si a este mercado ingresara un nuevo individuo capacitado de producir jugo de naranja, entonces Pedro y Juan podrán beber jugo de naranja también y mientras más plátanos pueda producir Juan en su terreno y más huevos pueda producir Pedro en su gallinero; pues todos consumirán más huevos, plátanos y jugos aumentando el bienestar de todos.

 

La riqueza de una sociedad se basa en la capacidad de su gente para producir e intercambiar diferentes bienes y servicios. Mientras más gente capacitada e ingeniosa haya, que produzca e intercambie más bienes y servicios, más rica será esa sociedad.

Una subida de un salario no aumenta la productividad; es la productividad lo que aumenta los salarios (consumo).

Un salario simplemente refleja mi capacidad de producción. Y el monto de estos salarios son determinados por oferta y demanda. Si se fijan salarios por encima de la oferta y demanda, crece el desempleo y/o la inflación.

En nuestro país empresarios y sindicatos negocian salarios mínimos a pagar. Estos van de 5 mil a 11 mil pesos. Si tomamos en cuenta el salario mínimo más bajo, nuestro salario mínimo sería el cuarto más bajo de Latinoamérica (tomando en cuenta los salarios mínimos más bajos del resto de países). Si tomamos en cuenta el salario mínimo más alto, sería el noveno más bajo (tomando en cuenta los salarios mínimos más altos de cada país) por encima del salario mínimo de países como Brasil y Uruguay (Brasil, Uruguay, Bolivia, Perú, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Argentina y Venezuela tienen un solo salario mínimo). Si unificáramos en 10 mil el salario mínimo, sería más alto que el de Brasil, Uruguay y otros 4 países.

Países de alta desigualdad social y bajo desarrollo social, como Honduras y Paraguay, tienen unos altísimos salarios mínimos y países de baja desigualdad social y alto desarrollo social como Uruguay y Brasil tienen unos bajos salarios mínimos. Venezuela tiene el salario mínimo más alto de Latinoamérica, y la inflación más alta del mundo (y el 1 de mayo el gobierno volvió a aumentar el salario mínimo en 30 %). El segundo país con el salario mínimo más alto en L.A es Argentina, el cual también tiene una inflación altísima (la segunda más alta de L.A).

 

Vean los temas: Los distintos tipos de salarios mínimos y el aumento de salarios en R.D y La problemática de ajustar salarios por inflación entre períodos distantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s