Datos que Trump ignora sobre los latinos

Los negros son los mayores causantes de criminalidad en EUA, hay el doble de negros presos que latinos, y los negros son menos. El único grupo cuyo ingreso real está creciendo es el de los latinos. Los latinos ganan más que los negros. Los latinos se están superando.

Los latinos representan un 17 % de la población R y hay 400 mil presos (22 % de la población carcelaria), los afroamericanos representan un 13 % de la población R y hay 800 mil presos (42 % de la población carcelaria). Los afroamericanos tienen una probabilidad de entrar a la cárcel 6 veces mayor que un blanco, y 2.6 veces mayor que un latino R.

En 2013 el ingreso mediano de los hogares latinos era de 40 mil dólares, y el de los afroamericanos de 34 mil dólares R. ¿Cómo rayos los latinos ganan más que los afroamericanos, que son legales, hablan el idioma, etc.? El ingreso real de los hogares latinos creció 3.5 % entre 2012 y 2013, siendo el único ingreso que creció entre todos los grupos demográficos (blancos, asiáticos, afroamericanos…)R

El porcentaje de jóvenes latinos de EUA, entre 18 y 19 años que ni estudian ni trabajan, los llamados “ni-ni”, fue del 16 % en 2014. Entre los afroamericanos fue de 19 % R.

Todo esto significa que los latinos en EUA se están superando. Recordemos que antes los italianos e irlandeses eran los que cometían los crímenes; ya no. Pero la vasta mayoría de los latinos que inmigran a Estados Unidos, lo hacen es para trabajar humildemente y superarse; si no lo hubiesen querido así, mucho más fácil se hubiesen quedado a delinquir en sus propios países.

La inmigración no reduce la riqueza de los norteamericanos, al contrario, la aumenta, por la sencilla razón de que les permite a los ciudadanos contratar a precios más bajos. Los inmigrantes ocupan sectores de la economía que requieren mano de obra intensiva, como la agricultura y la construcción; mientras los ciudadanos, con mayor educación y preparación, ocupan sectores que requieren cualificación. No es para nada que los norteamericanos invierten durante al menos 12 años unos 12 mil dólares anuales en la educación de sus hijos. Si es para hacer trabajo que no requiere ninguna preparación, pues entonces el gasto público en educación es un desperdicio. Se supone que es para algo que se invierte tanto en la formación de los ciudadanos, y mientras más formados estén, más competitiva y rica será la sociedad norteamericana. Si EUA no forma a sus ciudadanos, o simplemente les otorga una educación mínima o mediocre, pues entonces terminarán en la cola del mundo en innovación tecnológica y competitividad.

Es por todo esto que los inmigrantes sí benefician la economía. Los inmigrantes abaratan el costo de bienes y servicios y además fuerzan a los ciudadanos a preparase, esforzarse y superarse más, pues saben que ya la cosa no está como hace 50 años, que nada más era salir de la primaria o el bachiller y ya de una vez se encontraba empleo rápido, fácil y bien pagado en una fábrica o en una cafetería. Con ciudadanos más preparados, el resultado es una economía más prospera y competitiva.

Donald Trump quiere que los inmigrantes se vayan y que las empresas regresen de China, para ponérsela de lo más fácil a los adolescentes, para que no tengan que estudiar ni prepararse, es decir, que la mediocridad está bien. Trump incentiva la vagancia y la mediocridad. ¿Así es como EUA competirá con Asia? ¿Trump es capitalista, cristiano, trabajador, emprendedor?

Donald Trump se queja de que supuestamente Latinoamérica no manda lo mejor de su gente. Se equivoca, sí mandamos lo mejor de nuestra gente, la gente más trabajadora, honrada, humilde y con más deseos de superación; valores que no tienen muchos de sus conciudadanos (especialmente los afroamericanos, pero Trump nos quiere hacer cargar con toda la culpa de todo lo malo que pasa en EUA). Si lo que Trump quiere es un montón de títulos universitarios y doctorados, por qué no le pide a su propia gente que se esfuerce por obtenerlos, en vez de pedirles a otros países que se los brinde. La escuela de los inmigrantes es la calle, el trabajo duro y las ganas de hacer y progresar. Eso podría valer más que un título universitario.

Los inmigrantes no le quitan el empleo a nadie, la economía no es un juego de suma cero. Ciudadanos cualificados, creativos e innovadores, tienen capacidad de crear puestos de trabajos hasta el infinito, en vez de ocuparlos. De hecho, eso es lo que la economía norteamericana ha hecho hasta ahora. La realidad es que, actualmente, el desempleo en EUA está en un nivel aceptable y los ingresos son bastante altos.

El libre intercambio de bienes y servicios beneficia a todas las partes involucradas. Las restricciones y trabas al libre intercambio de bienes y servicios reduce la riqueza de la sociedad al reducir la cantidad de intercambios. A mayor cantidad de intercambios, mayor es la riqueza creada y el bienestar de la sociedad. La inmigración acrecienta estos fenómenos, por lo cual es extremadamente positiva.

Lo de Trump no tiene ningún sentido económico, ni lógica; es solo puro racismo y xenofobia.

Anuncios

Un comentario en “Datos que Trump ignora sobre los latinos

  1. Quien escribió éste comentario, evidentemente es un Demócrata (del Partido Demócrara de USA).
    Puedo asegurar que Trump conoce todos esos datos entre negros y latinos, todos los que vivimos en USA lo sabemos, aunque algunos pretenden ignorarlo.
    Pero lo que no es cierto y me parece absurdo que se escriba, a no ser que venga de un fanático de la candidata Demócrata Hillary, la cual está siendo investigada por manejo ilegal de sus cuentas personales de email, donde se asegura que violó leyes y principios constitucionales, lo que varios jueces de la Corte Suprema están escudriñando, es que se diga que Trump no quiere lo mejor para nuestro país!
    Donald Trump no está en contra de la inmigración de latinos. Lo que el se opone es que le den carta blanca a traficantes de drogas, delincuentes comunes y a una inmigración desordenada, donde cualquier mujer puede venir a USA embarazada, hacer que su hijo nazca aquí para que sea ciudadano de nuestro país. Algo que es practicado cada vez más tanto por asiáticos como latinoamericanos.
    Eso es algo que debe ser erradicado y la Constitución modificada para que los padres de esos niños sean obligadamente ciudadanos de USA. Nuestra nación no puede ser una maternidad comercial y de conveniencia para quien pueda pagarla, pues ese proceso para los asiáticos puede llegar a costar entre 50 a 100 mil dólares.
    Pero las mentiras expuestas en este panfleto politizado, probablemente envidioso del éxito político de Trump, son tan ridículas como las aserciones del autor, que no puede negar su condición de partidario de Hillary, la impulsora de un regreso a las políticas que han llevado a nuestra Nación al caos internacional y al incremento de los terroristas islámicos, a los cuales el Presidente Obama es tan afecto, dada su descendencia de un padre musulmán. La sangre siempre tira, pero ésta vez en dirección incorrecta.
    En los 8 años y medio de la administración de Obama, el terrorismo islámico ha escalado tanto, al punto de que ya están golpeando a nuestras puertas, sin que se hayan tomado decisiones patrióticas que frenen a esos asesinos.
    Obama, ahora enfrascado en el ridículo pacto nuclear con Irán, no me queda la menor duda que su motivo principal es la expansión del Islamismo, pues a nadie con media neurona se le ocurre pensar que Irán va a respetar algún acuerdo que le impida seguir fabricando su bomba nuclear, que ya prometió que será para borrar a Israel del mapa y cuyos misiles están en condiciones de alcanzar el territorio continental de USA.
    Parece mentira que haya personas tan estúpidamente fanáticas de Obama y Hillary, máxime cuando evidentemente el Pueblo de USA, ya se pronunció en las urnas por un Congreso netamente Republicano en las elecciones pasadas.
    De la popularidad de Trump y su particular estilo de hacer política, responde a el hartazgo de una población cansada de los desaciertos de los Demócratas, de la escalada racial provocada sin dudas por las políticas de Obama y de la invasión de productos chinos, que obviamente viene desplazando a nuestros trabajadores, cuyas fábricas vienen cerrándose ante la competencia desleal de la China.
    Señor Anthony Abreu, usted está a sueldo de Obama y Hillary, o no tiene verguenza!
    O en su defecto, es un islamista encubierto!
    No soy fan de Trump. Hoy escribí en un blog que “Trump puede ser antipático y grosero, pero nadie puede decir que miente en sus aseveraciones”. Y la gente lo escucha y aplaude.
    Ayer, en Alabama, en un acto planeado en un salón de un Hotel, tuvo que ser trasladado a un estadio con capacidad para 40,000 personas.
    Esto no le dice algo?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s