Discurso equivocado y parcializado de Magín Díaz

En ninguno de los países de los que se considera existe un “estado de bienestar” es decir, un estado fuerte donde los servicios públicos son eficientes y gratuitos; ninguno de estos basan la financiación de sus sistemas públicos en la tributación a las empresas. Todos ellos tienen un ITBIS altísimo y cobran una alta prima de seguridad social en los salarios. Dinamarca, Noruega y Suecia tienen un ITBIS de 25 %; y en Finlandia es de 24 %. Pero, ¿por qué no recaudar solo de los ricos? ¿por qué hay que cobrar ITBIS o ISR personal a los pobres trabajadores?

Está harto demostrado que el impuesto más sensible a la inversión y a la evasión es el impuesto a las empresas. Es más fácil de evadir, y a mayor tasa, mayor la propensión a evadir; pero además la tasa de este impuesto afecta directamente las decisiones de inversión (y de contratación de personal) de los empresarios y muy sobre todo de los extranjeros y grandes capitales, que simplemente se fugan del país. 

Es por esto que las propuestas del candidato Sanders en Estados Unidos eran tan criticadas incluso por economistas de izquierda. Las medidas económicas propuestas hubieran causado una fuga masiva de capitales. Tener un sistema de sanidad eficiente y completamente gratuito no era lo malo, lo malo era la forma de financiación de este. Lo que Sanders debió proponer para financiar el sistema fue un ITBIS federal (encima de los ITBIS estatales) como el que existe de un 5 % en Canadá, pero por supuesto esa medida no hubiera sido muy popular.

En los países nórdicos han decidido reducir los impuestos a las riquezas y a las empresas para aumentar la inversión, y aumentar el ITBIS para mantener la recaudación y el estado de bienestar. En los países nórdicos el ISR a empresas es de 23 % en promedio (vs. 27 % en Latinoamérica)Dinamarca que lo tiene en 22 % es el país con el mayor bienestar del mundo, según la ONU, gracias a la calidad de su sistema público sanitario, educativo y políticas de protección social. Uruguay es el país más igualitario de America Latina y tiene un ITBIS de 22%.

En Irlanda, con un bajo ISR empresarial de 12 % pero con un ITBIS que subieron de 21 a 23 % en 2012, están creciendo hoy día a un 8 % anual, uno de los más altos del mundo sino el más alto.

Y no se si será por coincidencia, pero otro país que tiene uno de los crecimientos más altos del mundo y el más alto de Latinoamérica, es el nuestro, donde aunque la tasa de ISR empresarial es alta, debido a las exenciones, la tasa efectiva que se paga es baja.

En EUA por ejemplo, tienen una tasa de ISR empresarial bastante alta: de 35 % a las empresas grandes, pero las exenciones son muy altas y abarcan a todos los sectores. Las grandes empresas lo que realmente pagan es un 22 % de ISR en promedio.

En nuestro país las exenciones o elusiones de impuestos (evasión legal) a las empresas están concentradas en los sectores exportadores: extranjeros o locales que invierten aquí para exportar bienes (zonas francas) y servicios (turismo).

El sector turismo en nuestro país viene creciendo todos los años contra todas las expectativas, a pesar de la crisis europea, el zika y Cuba. Y en cuanto al sector de zonas francas, su participación directa e indirecta del PIB se ha mantenido estable desde 2009 en 5 % y ha venido generando nuevos empleos desde entonces. Si le quitan las exenciones 282 mil empleos directos e indirectos corren peligro. Pues con el ISR empresarial y exenciones tributarias estamos en competencia con el mundo entero y el capital de hoy día no cree en nacionalidades ni fronteras, vuela en busca del lugar que considere más ventajoso para establecer la producción de sus bienes.

Pero lo peor de todo es que, aun si bajáramos la tasa del impuesto del ISR empresarial para tratar de compensar la eliminación de las exenciones, en ese caso, no solo el capital se iría de todas formas, si no que también el estado perdería recaudaciones (incluso suponiendo que las zonas francas no se vayan). Ver Tema:  La problemática con la eliminación de exenciones a zonas francas

Nuestro país está creciendo bien económicamente, es el más alto de latinoamérica, no hay ninguna necesidad de apostar a nada. Estamos muy bien como estamos. Ahora, si lo que se quiere es un estado más fuerte, la vía es por los impuestos al consumo; aprendamos de Europa y de los paises nórdicos.

Pero de hecho en nuestro país el ITBIS es un impuesto bastante progresivo, no solo porque los que más tienen son los que más consumen, sino porque además los productos básicos están exentos y existe un Impuesto Selectivo al Consumo para algunos electrónicos y bienes de lujo como  microondas, aires acondicionados, alfombras, jacuzzis, yates, jet sky, relojes y pulseras de metales preciosos, joyerías, perfumes, etc.

Pero ¿saben qué? Magín Díaz junto con su compañero de CEERS, Ernesto Selman, presentaron una propuesta en agosto de 2012 para aplicar un ITBIS de 7 % a productos básicos como el huevo, el pollo, la leche, el arroz, el pan y además eliminar el ISC a bienes de lujo. Como “compensación” se bajaría el ITBIS general a 14%. Así, si una familia de clase media de repente se ve en dificultades, no tendría forma de sobrevivir, porque hasta reduciendo su consumo a lo básico nada más, hasta a eso querrían cobrarles impuestos quitándole los últimos chelitos que le faltaban para llegar a final de mes. Y los pobres que ya consumían solo lo más básico, serían los más afectados.

Lo que mucha gente no sabe de nuestro nuevo héroe Robin Hood Magín Díaz, es que este no solamente busca la eliminación de exenciones fiscales, sino que también busca bajar tasa del ISR a empresarios a 14%, detalle que omitió adrede para presentarse como un benefactor del pueblo ante los medios, una política que en efecto bajaría las recaudaciones del estado proveniente de los más ricos en vez de aumentarlas,  todo en su ideología de Tasas Planas, que combinado con una baja del ITBIS sería todavía mucho peor para las arcas del estado. Ver tema: Las propuestas económicas del CREES

Pero bajar el ISR a empresas no está mal, el problema es que en nuestro país no funcionaría, como explicamos anteriormente. Nuestro sistema de exenciones a las exportaciones es mejor para la competitividad del país y para las arcas del estado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s