La pobrecita clase media de EUA


Desde hace mucho tiempo ha sido una estrategia fundamental de la izquierda norteamericana el impregnar en la gente la sensación de que antes en el país había mayor calidad de vida, que se vivía mejor, sobre todo en las clases media-media, media baja y baja; y culpando sobre todo a la globalización de este deterioro. Pero la izquierda norteamericana terminó siendo víctima de su propio éxito. Los frutos cosechados por ellos, fueron recogidos inesperadamente por la derecha, comandados por Donald Trump. Puede parecer extraño a simple vista, pero si lo analizamos bien, es que tanto la izquierda como la derecha responden al mismo sentimiento xenofóbico: que la culpa de todos sus problemas está en los extranjeros. La derecha culpa a los inmigrantes extranjeros de quitarles sus puestos de trabajo o de reducir sus sueldos y la izquierda culpa a los extranjeros de lo mismo. La izquierda regionalista pseudohumanista orgullosa no lo admite, pero el sentimiento de fondo es el mismo.
Analicemos ahora el argumento de fondo sobre el cual descansa esta teoría de que el nivel de vida del ciudadano común norteamericano se ha deteriorado: los salarios ajustados por inflación.

Podemos revisar las últimas estadísticas actualizadas de ingresos y ajustados por inflación en la página de la Oficina Nacional del Censo de EUA Historical Income Tables: People tablas p16 hasta la p19 e Historical Income Tables: Households  tablas h5 y h13 y h14.

Notamos que ajustado por inflación el ingreso mediano de los hogares norteamericanos en 1973 era de 50 mil dólares y en 2015 de 56 mil (llegó a bajar hasta 52 mil en 2011). Esto significaría un aumento de solo 11 % en 40 años. El ingreso mediano de hogares con cabeza de familia de más de 25 años sin título universitario en 1973 era de 57 mil y en 2015 de 42 mil. El salario mediano de un trabajador hombre de más de 25 años en 2015 fue de 42 mil dólares, el mismo que el del año 1968. En cuanto al salario promedio de un hombre de más de 25 años en 2015 fue de 60 mil y en 1968 de 46 mil. Desagregaremos este último dato para encontrar por qué la diferencia tan amplia entre la mediana y el promedio. Un hombre de más de 25 años sin título universitario en 2015 ganaba en promedio 42 mil dólares y en 1968 48 mil. Entre profesionales en 2015 fue de 93  y en 1968 de 77. En 2015 solo un 33 % de los norteamericanos de 25 años o más tenía título universitario.

Así que nuestro objeto de estudio será este 67 % de la población sin título universitario y que supuestamente tiene un peor nivel de vida debido a la globalización y a la creciente desigualdad (En nuestro país solo la clase profesional es la clase media, pero no en EUA, ver tema: El Poder Adquisitivo Dominicano).

La creciente desigualdad social es un hecho, pero eso de que el nivel de vida de la gente común se ha deteriorado en los últimos 40 años, es lo que vamos a cuestionar.

Veamos estos datos de los informes American Housing Survey 1980 Part E (contiene los datos de 1970 también)  American Housing Survey 1985American Housing Survey 2009,  y Commuting in the United States, todos de la Oficina Nacional del Censo de EUA.

 

 

¿Realmente las clases medias y bajas han visto reducida su riqueza? ¿se ha estancado? ¿se ha depauperado?

En 1984 el número de miembros de la vivienda con ingresos era de 1.4; en 2009 1.3. En 1960, 70, 80 y 2009 el número de miembros por vivienda ocupada era de 3.3, 3.14, 2.76 y 2.57 respectivamente. También el número promedio de hijos menores de 18 por familia en 1960,70, 80 y 2009 fue de 2.3, 2.28, 1.91 y 1.86.  Es decir, que el tamaño de las familias ha sido prácticamente el mismo desde 1980.

Más aún, en el año 1960 había un automóvil (excluyendo autobuses, camiones, camionetas, furgonetas; incluyendo taxis) por cada 3 habitantes. Hoy día hay uno por cada dos.

Ahora los americanos tienen casas más grandes y más confortables, y con aire acondicionado; y tienen carros más grandes y más confortables, lo que significa que el poder adquisitivo del estadounidense común sí verdaderamente ha aumentado y no solo el de la clase media alta y alta. Pero la cosa no se detiene ahí. Ahora también tienen televisores más grandes, internet, celulares, smartphones, tablets, más ropa y más zapatos. Si tienen más y mejores cosas, ¿quién es que les ha hecho creer a ellos que su nivel de vida ha empeorado????

Un economista del siglo pasado llamado Julian Simon había predicho que: “todas las condiciones materiales de la humanidad mejorarán, pero los humanos continuarán quejándose de que todo va de mal en peor”. Platón decía que la pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.

La verdadera definición de riqueza no reside en la cantidad de dinero que se tenga, el dinero es solo un medio de intercambio de bienes y servicios, pero no es la riqueza. La riqueza es la cantidad, calidad y variedad de bienes que poseemos y servicios que nos suplen. Definir nuestra riqueza en base a comparaciones de valores monetarios en distintos tiempos puede ser muy engañoso.

Lo que pasa es que en estos ajustes por IPC no se comparan bienes y servicios idénticos, ni la misma cantidad; a no ser que los años que calculemos estén el período comprendido entre uno y otro año base (de actualización del IPC), que en EUA hasta entrado este siglo se actualizaba cada 10 años.

El IPC lo que te indica es cuánto dinero necesitabas tú en 1968 para comprar una tv de 20 pulgadas a blanco y negro, y cuánto necesitas hoy para comprar una tv de 40 pulgadas pantalla plana led a color mas una tablet, en vez de solo una tv de 20 pulgadas a blanco y negro no plana; o cuánto necesitabas en 1975 para comprar el popular Toyota Corolla de tamaño mediano con vidrios manuales y cuánto necesitas hoy para comprar la popular yipeta Hyundai Tucson; porque te empaqueta los precios de una lista de productos de 1975 en un solo número (índice) y te empaqueta los precios de otra lista de mayor cantidad de productos y diferentes de 2015 en otro solo número (índice) y luego analiza la diferencia entre ambos índices.

En 1995, el Comité de Finanzas del Senado de EUA designó una comisión (Comisión Boskin) para estudiar la confiabilidad del IPC (Índice de Precios al Consumidor) para calcular la inflación. La comisión encontró que el IPC sobreestimaba bastante el cambio en el coste de vida a través del tiempo. La comisión recomendó hacer actualizaciones más frecuentes de la canasta de bienes y servicios que componen el IPC, y por ello, hoy día en EUA se actualiza cada dos años, en vez de los cada 10 años con que se hacían antes. Pero el daño ya estaba hecho, es decir, no podemos comparar el costo de vida de los años 80 y 90 con el de hoy, pues los cálculos están muy sobrevalorados. Esto significa que las quejas sobre las caídas de los salarios reales son infundados. Como decía Mark Twain: “Hay tres clases de mentiras: la mentira, la maldita mentira, y las estadísticas”. Véase el tema: La problemática de ajustar salarios por inflación entre períodos distantes.

Según el economista de izquierda y nobel de economía Joseph Stiglitz, es esencial que en una sociedad cada generación tenga una vida mejor que la que le precedió y que ese sentimiento no se sentía en Estados Unidos, pero decía un novelista y dramaturgo francés de los años 20, Marcel Pagno, que la razón por la que a la gente se le dificulta tanto ser feliz es porque siempre tienden a ver el pasado mejor de lo que fue y el presente peor de lo que es.  La exageración dramática de la realidad es muy característica de la izquierda.

Que se deba cambiar la política tributaria para que sea más justa y que se deban ampliar los programas sociales está bien, pero eso es otra cosa. No hay necesidad de llevarse todo por delante. En los últimos 30 años se han creado y acumulado grandes capitales en torno a Silicon Valley que nos han beneficiado a todos. Apple, Google, Facebook, han sido compañías creadas en los últimos 30 años que se fundaron solo gracias a sus ángeles inversores aventureros capitalistas salvajes: Mike Markkula, Andy Bechtolsheim y Peter Thiel respectivamente. De hecho, todo el sector de la alta tecnología está sumamente en deuda con personas como estas.

Stiglitz se queja de que Estados Unidos ya no sea la nación con más rápido crecimiento del mundo (no sabe que EUA ya es un país desarrollado que trabaja en su frontera de posibilidades de producción y que el Baby Boom ya se acabó) ¿Hacia dónde quiere llevarnos Stiglitz? Lo que Stiglitz quiere es que el 100 % de los hogares de EUA tenga aire acondicionado central prendido el día y la noche, con casas de 3 baños, dos pisos, quiere que cada miembro de la familia norteamericana: padre, madre e hijos adolescentes, tengan una yipeta de gasolina cada uno.

Pero, ¿por qué debería la clase media norteamericana consumir más de lo que ya consume? Analizando la teoría de los recursos de Julian Simon (véase tema ¿Son la pobreza y la explotación inherentes al capitalismo?) concluyo que el petróleo lamentablemente no se va a acabar en al menos 100 años, y si la teoría del calentamiento global es cierta (que por el hecho de que hayan algunas dudas no debemos apostar en contra, porque lo que está en riesgo es demasiado) entonces, ¿hacia dónde vamos?? ¿Qué es lo que pretende con eso de que el “ingreso” de la clase media de EUA debería ser más alto?

Se queja Joseph Stiglitz de que un bachiller (será en Wallmart) gana menos que lo que ganaba su padre trabajando en una ensambladora de vehículos en Detroit en 1968. ¿Los estadounidenses gastan 12 mil dólares anuales en la educación de sus hijos para que al final terminen atornillando en una fabrica (o trabajando en Wallmart)??? Creo que EUA en 100 años va a terminar siendo la cola del mundo en competitividad.

La verdad es que la globalización aunque si bien haya desacelerado el crecimiento de los salarios nominales en EUA, también es cierto que ha reducido los precios de los carros, de los productos electrónicos, de la ropa, etc., por lo que el poder adquisitivo aumentó. Por otro lado, el desempleo actualmente es de solo 4.9 %, un nivel bastante aceptable. La globalización no resultó ser el cuco que muchos se pesadillaban. Los trabajadores norteamericanos se adaptaron a las nuevas condiciones de la economía y aprendieron nuevas habilidades para seguir compitiendo y elevando sus niveles de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s